Servando Galeria de Arte

Memento Mori | Joie de Vivre

Memento Mori | Joie de Vivre

hechizo de luna ii by niels reyes

Niels Reyes

Hechizo de luna II, 2012

Price on Request

carolina by aliuska r. mayans

Aliuska R. Mayans

Carolina, 2013

Price on Request

los sueños de la razón by niels reyes

Niels Reyes

Los sueños de la razón, 2012

Price on Request

untitled by vladimir sagols

Vladimir Sagols

Untitled, 2012

Price on Request

estómago by michel pérez

Michel Pérez

Estómago, 2013

Price on Request

cuando las noticias no importan by maykel linares

Maykel Linares

Cuando las noticias no importan, 2013

Price on Request

Saturday, November 2, 2013


Habana, Cuba

El memento mori (recuerdo de la muerte) surge como énfasis del carácter efímero del hombre, su presencia durante varios siglos en el arte occidental apunta a la necesidad constante de volver sobre los límites de la condición humana y la brevedad de los placeres que genera. Por su parte, la experiencia joie de vivre (alegría de vivir), también desarrollada desde el arte, intenta recrearse en el disfrute circunstancial y constituye así una especie de táctica vital abocada a invisibilizar aquello con lo que nos resulta incómodo convivir pero que es imposible desconocer. Aunque ambas posturas artísticas son esencialmente divergentes en sus presupuestos, las dos revelan de manera distinta una de las grandes y terribles certidumbres humanas: la fugacidad de la existencia. En el primero de los casos la referencia a este fenómeno se establece de manera directa, y las connotaciones que a éste se asocian tienen que ver con los conceptos cristianos de la vida más allá de la muerte y la inutilidad de la vanidad terrena. El modo de aproximación propuesto por la filosofía del joie de vivre subraya la muerte como punto inevitable de llegada, sin embargo, a diferencia del memento mori, no contempla la existencia fuera del ámbito humano (en este sentido es una postura que desconoce la legitimidaddel universo de lo divino). Es por esto que fomenta la distención en los pequeños placeres generados por la vida, como única estrategia de triunfo (aparente) sobre la muerte.

Ahora, la elaboración de nuevos discursos en torno a estos fenómenos viene de la mano de un grupo de creadores jóvenes que poseen una trayectoria de referencia en el panorama de las artes visuales de la Isla: Alejandro Campins, Aliuska Rodriguez, Osvaldo González, Orestes Hernández, Maykel Linares, Michel Pérez (Pollo), Niels Reyes y Vladimir Sagols. Se trata de una generación de artistas que, más allá de su subrayada conexión con el espacio de la pintura, contempla en su hacer una amplísima variedad creativa que nada tiene que ver con encasillamientos categoriales (carentes por demás de sentido a la hora de acercarnos a sus producciones individuales). Ahora reunidos bajo la coyuntura de una muestra como Memento mori & Joie de vivre se revelan desde dimensiones discursivas con las que no solemos conectar a la mayoría, al menos de manera expresa