Marcos López

Marcos López

calavera con fuego by marcos lópez

Marcos López

Calavera con fuego, 2013

Price on Request

templario y palmeras by marcos lópez

Marcos López

Templario y palmeras, 2013

Price on Request

avión y hombre araña by marcos lópez

Marcos López

Avión y hombre araña, 2013

Price on Request

Thursday, June 5, 2014Saturday, July 5, 2014 (Opening Reception: Thursday, June 5, 2014, 8 p.m. (EST))

Calle de Claudio Coello, 20
Madrid, 28001 Spain

La Galería Fernando Pradilla presenta para esta edición de PhotoEspaña la obra de uno de los artistas latinoamericanos más destacados del panorama fotográfico contemporáneo: Marcos López (Santa Fe, 1958). Con una prolongada trayectoria creativa y un lenguaje plástico inconfundible, López ha desarrollado un trabajo marcado por su experiencia vital. En esta ocasión, exhibe quince fotografías realizadas en la ciudad de Toledo el año pasado. Bajo el título Fe Ciega se agrupa una selección de las obras de su serie dedicada al Greco y a la ciudad de Toledo que formaron parte del proyecto fotográfico “Toledo Contemporánea”, incluido en el programa de exposiciones del IV centenario de la muerte de El Greco.

Una vez más, Marcos López retoma su autobiografía como punto de partida para repensar el mundo que le rodea, para indagar en sus pautas morales, en la fe, en lo que cree y le perturba. Con una mirada crítica, a veces sarcástica y corrosiva, su obra ha desbrozado los recuerdos de una vida inmersa en contextos restrictivos; su formación en “un ambiente de colegio de curas, de clase media católica, provinciana, con valores absolutamente estructurados, ortodoxos y clásicos”. No hay nada más que ver la heterodoxa yuxtaposición que Marcos López plantea en sus fotografías “Cristo en Ipad”, “Cristo sobre la cama” o “Cristo con broches”.

En Toledo, el artista vivió una intensa mezcla de sensaciones, desde la conexión con la religiosidad a la superficialidad y el escepticismo. Las fotografías que allí tomó hablan de la fe, la familia, su historia personal… “Digamos que en Toledo entré en un estado casi místico y medio bipolar; por momentos, caminando en círculos dentro de la catedral, me conectaba con la fe cristiana de mi madre, de mis abuelos españoles, y eso me llevaba a estados de exagerada lucidez. Mezclé estos sentimientos con el Greco, con la idea de Toledo como epicentro del cruce de culturas y salí a la calle a buscar las fotos”.

Y las fotos las encontró como siempre, a su manera; con esa naturaleza abigarrada, excesiva y colorista que identifica a sus imágenes; mezclando y superponiendo texturas imposibles, interviniendo un entorno excesivamente conocido, visitado, fotografiado, apropiado. En Toledo, el artista percibió y sintió el desasosiego visual que impone esta ciudad, atestada de turistas que “no paran de tomar fotos”. Tal vez por eso, la visión mística del Toledo que Marcos nos propone, sea la de una ciudad recreada en sus interiores, desde una habitación de hotel o dentro de la Catedral, con sus atributos e iconos más representativos, más mercantilizados, más kitsch, porque aquí también, en la vieja España, a López le sigue interesando “la mala copia como identidad de la periferia”. Y cuando decide mirar al exterior, la ciudad es percibida a través de una ventana, o manipulada en su configuración. Sus fotografías “Cuadro luminoso made in China sobre el río Tajo” o “Palmeras sobre paisaje” revelan nítidamente el carácter de la mirada de Marcos López, que concibe la imagen como una autentica escenificación del simulacro.

Marcos López ha conjugado su profesión con la realización de documentales, vídeos, fotografía publicitaria, colaboraciones en medios escritos y la labor docente e investigativa en torno a la fotografía latinoamericana contemporánea. Recientemente ha obtenido el Premio del Público en la edición XV del Festival Internacional de Cine Independiente de Buenos Aires BAFICI, con su documental “Ramón Ayala”. Su obra ha sido exhibida en numerosos centros internacionales de arte, entre los que se hallan el Museo de Fotografía en Charleroi de Bélgica, el Centro de la Imagen en México, la Maison de la Radio en París, el International Center of Photography de New York, el Círculo de Bellas Artes de Madrid, Ivory Press de Madrid, el Centro de Arte Santa Mónica de Barcelona, el MALBA de Buenos Aires y el Museo Alejandro Otero de Caracas. Otros reconocimientos que merecen destacarse son la Mención Especial Premio Chandon del Museo de Caraffa en Córdoba, Argentina; el Primer Premio “Villa de Madrid”; el Premio de la Asociación de Críticos de Arte de Buenos Aires al Fotógrafo del año 2000; y otros premios-becas de fotografía en Argentina. Instituciones de reconocido prestigio en el ámbito artístico internacional como son el Museo Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid (MNCARS), el Museo Nacional de Bellas Artes de Caracas, el Museo del Barrio en New York, el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León (MUSAC), la Fundación Daros-Latinoamérica en Suiza, Quai Branly, o la Casa de las Américas de La Habana, conservan en sus colecciones importantes obras de este artista.

De su obra publicada se destacan "Retratos" (1993) reeditado en 2006 de Editorial La Azotea, "Pop Latino" (2000) y "Pop Latino Plus" (2007) de La Marca Editora, "Sub-realismo Criollo" (2003) editado por la Universidad de Salamanca, "El Jugador" (2007) que integra la colección de Fotógrafos Argentinos, "Marcos López, Fotografías 1978-2010" (2010) de Ediciones Lariviere y "Marcos López", Editorial La Fábrica, serie de Fotógrafos Latinoamericanos.