Ansorena Galería de Arte

José Miguel Palacio 'Hiperrealismo Urbano'

José Miguel Palacio 'Hiperrealismo Urbano'

altaria entrando en la estación puerta de atocha by josé miguel palacio

José Miguel Palacio

Altaria entrando en la Estación Puerta de Atocha

Price on Request

plaza de los sagrados corazones, madrid by josé miguel palacio

José Miguel Palacio

Plaza de los Sagrados Corazones, Madrid

Price on Request

tren talgo t-350 en la estación puerta de atocha by josé miguel palacio

José Miguel Palacio

Tren Talgo T-350 en la Estación Puerta de Atocha

Price on Request

Tuesday, April 23, 2013Saturday, June 1, 2013


Madrid, Spain

En el vértigo metropolitano, José Miguel Palacio recupera el placer de la pintura, fijando visiones que, principalmente, tienen que ver con el centro de la ciudad de Madrid, pero que remiten, en clave estética, a la fascinación por los detalles. Más allá de los discursos funerarios (valdría decir mejor notariales) o literalmente reaccionarios (anclados en una “originariedad” de una cierta práctica artística), es oportuno recordar la idea de John Berger de que la pintura es una afirmación de lo visible que nos rodea y que está continuamente apareciendo y desapareciendo: “posiblemente, sin la desaparición no existiría el impulso de pintar; pues entonces lo visible poseería la seguridad, (la permanencia) que la pintura lucha por encontrar. La pintura es, más directamente que cualquier otro arte, una afirmación de lo existente, del mundo físico al que ha sido lanzada la humanidad”.

Este artista es, como Constantin Guys, otro pintor de la vida moderna que vuelve memorable lo efímero, que busca, en las fachadas y los fragmentos de la ciudad o en los rostros captados al pasar, guiños de complicidad, esa mirada del otro que pone en marcha el deseo.

Fernando Castro Flórez

______________________________________________________________________________

“Poco importa no saber orientarse en la ciudad –señalaba Walter Benjamín-. Pero perderse en ella, como quien se pierde en el bosque, requiere un aprendizaje” . El complejo análisis de los componentes dinámicos de la ciudad que lleva a cabo José Miguel Palacio fragmenta lo real y nos ofrece los conceptos resultantes como parte de un territorio fluido; aúna estratos imaginativos, emocionales y sociales; nos propone, en definitiva, habitar un territorio sin pretender una réplica del mismo.

Carlos Delgado

___________________________________________________________________________________

…. en efecto estamos ante un “flâneur” de la capital, ante alguien que aunque no resida en ella sino en su periferia más apacible, necesita asomarse casi cotidianamente a sus calles y plazas, sumergirse en sus multitudes un poco como Edvard Munch se sumergía en las de Oslo o de París, aspirar lo que un estridentista mexicano llamaría el “olor a nafta”, ver su propio rostro reflejado en esos escaparates que constituyen una de sus obsesiones –el día en que nos presentaron, le dije: “ah, el pintor de los escaparates”-, como la constituyeron para algunos de sus predecesores norteamericanos.

José Miguel Palacio, a la postre, es lo más parecido que conozco a un “vedutista” moderno. La Gran Vía es su Gran Canal; los autobuses son sus góndolas; los escaparates, su galería de espejos; el Teatro del Canal, su Fenice; los rascacielos, su Salute; los Airbuses, su Bucentauro…

Juan Manuel Bonet

1. John Berger: Algunos pasos hacia una teoría de lo visible, Ed. Ardora, Madrid, 1997, p. 39.
2. BENJAMIN, Walter. Infancia en Berlín hacia 1900. Alfaguara, Madrid, 1982.